El dióxido de azufre en la atmósfera - parte II

| | TrackBacks (0)

Esta entrada fue realizada por Valerie Garrish de CATHALAC

Como un seguimiento a la publicación de la semana pasada, voy a enfocar más sobre los afectos perniciosos del dióxido de azufre; destacando mas su rol en la aceleración de calentamiento global.

El dióxido de azufre es considerado una contaminante atmosférica pero igual contribuye al enfriamiento global. Cuando un volcán entra en erupción, se eyecta dióxido de azufre a la estratosfera. De allá, el dióxido de azufre reacciona con el agua atmosférico para convertirse a un ácido sulfúrico; también considerado como un aerosol (aerosoles incluyen ácido sulfúrico pero no son exclusivos al ácido sulfúrico). Los aerosoles reflejan la radiación solar y así no permitir el sol a calentar la tierra. Cuando el volcán Pinatubo hubo una erupción en 1991, se eyectó aproximadamente 20 millones toneladas de dióxido de azufre a la atmósfera. La pluma de gas propagó rápidamente y en dos meses su afecto era visible alrededor del globo (ver imagen abajo). Por los próximos dos años, la temperatura promedia de la planeta se bajo 0.7 grados centígrados y contribuyó a reducir el efecto total del calentamiento global percibido durante los años noventas.

20090427_pinatubo.jpg

De otra perspectiva, la reducción de dióxido de azufre en la atmósfera por fuentes antropogénicos ha acelerado el calentamiento global. El Acta de Aire Limpio en el Estados Unidos y actos similares en Europa implementados en los años setentas han diminuidos significativamente la cantidad el dióxido de azufre despedido cada año. Asimismo, recuérdense que el Distrito Federal de México implementó miríada políticas en los noventas para reducir la cantidad el dióxido de azufre en la ciudad. Entonces, menos particuladas de dióxido de azufre (o aerosoles) significa que más radiación solar puede pasar por la atmósfera y así calentar la tierra más rápido.

Organizaciones como la NASA y la Agencia Espacial Europea (ESA) están conscientes de estos afectos y están lanzando satélites para observar aerosoles atmosféricos. La NASA tiene AURA y van a lanzar GLORY en octubre de este año. Lo interesante es que los científicos ahora crean que el impacto climático de los aerosoles puede ser tan fuerte como lo de los gases invernaderos. Los aerosoles, sin embargo, tienen una corta residencia en la atmósfera de unos días a semanas mientras los gases invernaderos pueden persistir en la atmósfera por cientos de anos. Entonces, para combatir el calentamiento global al corto plazo, puede ser más útil centrarnos en el estudio de los aerosoles.

Un ejemplo de lo fácil es combatir rápidamente los aerosoles atmosféricos sería la ciudad de Beijing antes (y después) de los juegos Olímpicos en 2008. Beijing fue el sede para los juegos Olímpicos entre el 8 de agosto al 17 de septiembre de 2008. Medidos para controlar la contaminación fueron invocados el 25 de julio. Los aerosoles siguieron envolviendo la ciudad el 25 de julio pero para el 2 de septiembre la ciudad de Beijing se observó bastante despojada de aerosoles (ver imagen abajo). Desgraciadamente, tan rápidos como se fueron los aerosoles, luego de los juegos (y mas la inauguración de los juegos), cuando las autoridades chinas otra vez se aflojaron sus políticas contra la contaminación de aire, volvieron los aerosoles. La imagen muestra la grosor óptico de aerosoles.

20090427_Beijing.jpg

0 TrackBacks

Listed below are links to blogs that reference this entry: El dióxido de azufre en la atmósfera - parte II.

TrackBack URL for this entry: https://alg.umbc.edu/cgi-bin/MT/mt-tb.cgi/808